inicio contacto


Biografía de Brassaï


 

 

 

           Brassaï

 

 

 

 

Brassaï es el pseudónimo de Gyula Halász (1899 - 1984), fotógrafo húngaro conocido por sus trabajos sobre París, ciudad donde desarrolló su carrera.

Gyula Halász nació el Budapest antes de alistarse en el regimiento de caballería de la armada austrohúngara hasta el final de la Primera Guerra Mundial. 9 de septiembre de 1899 en Brassó, entonces parte de Hungría, hoy perteneciente a Rumania.

A los tres años su familia se trasladó a París durante un año mientras su padre, profesor de literatura, enseñaba en la universidad de La Sorbona. De joven, Gyula Halász estudió pintura y escultura en la Academia de Bellas Artes. 

En 1920 Halász se estableció en Berlín donde trabajó como periodista y estudió en la Academia de Bellas Artes de Berlín-Charlottenburg.

En 1924 se trasladó a París donde vivió por el resto de su vida. Empezó a aprender francés leyendo la obra de Marcel Proust y, viviendo entre los numerosos artistas del barrio de Montparnasse, empezó a trabajar como periodista. Pronto estableció amistad con Henry Miller, Léon-Paul Fargue y el poeta Jacques Prévert.

El trabajo de Gyula Halász y su amor por la ciudad, cuyas calles recorría asiduamente de noche, le llevó a la fotografía. Más tarde escribiría que la fotografía le permitía atrapar la noche de París y la belleza de las calles y jardines, bajo la lluvia y la niebla.

Usando el nombre de su lugar de nacimiento, Gyula Halász se hizo conocer con el pseudónimo de "Brassaï", que significa "de Brassó". Brassaï capturó la esencia de la ciudad en sus fotografías, publicando su primer libro fotográfico en 1933. Sus esfuerzos tuvieron gran éxito, siendo llamado "El ojo de París" en un ensayo por su amigo Henry Miller.

Además de fotos del lado sórdido de París, también produjo escenas de la vida social de la ciudad, sus intelectuales, su ballet y grandes óperas. Fotografió a muchos de sus amigos artistas, incluidos Salvador Dalí, Pablo Picasso, Henri Matisse, Alberto Giacometti y a muchos de los prominentes escritores de la época como Jean Genet y Henri Michaux.

Sus primeras obras coinciden con el auge del surrealismo en Francia, movimiento que otorgaba un papel central a la fotografía en la creación literaria. La imagen fotográfica formaba parte del texto surrealista pues, además de ejercer la función de documento gráfico, propiciaba el desdoblamiento de la personalidad poética como sujeto y objeto simultáneamente.  

Las fotografías de Brassaï despertaron muy pronto el interés de los intelectuales de París, con los que Brassaï inició una relación que se concretaría en numerosas colaboraciones, en revistas como Minotaure, Labyrinthe, Verve, y otras. Fruto de estas relaciones fueron los reportajes realizados en los estudios de los principales artistas plásticos y literarios del momento.  

Picasso que valoraba especialmente la forma en que Brassaï sabía fotografiar sus esculturas, Matisse, Miró, Giacometti, etc., y las colaboraciones en proyectos específicos con Salvador Dalí y André Breton. 

Aunque Brassaï siempre negó su pertenencia al movimiento surrealista, las coincidencias con este son significativas. Las imágenes que captó del París nocturno y secreto de los años treinta, por ejemplo, revelan la misma atracción hacia la ciudad, la magia nocturna y el universo onírico que expresaban los surrealistas.  

Por otra parte, en las series dedicadas a los graffiti de la ciudad de París, es inevitable la alusión al automatismo y a los cadavres exquis. Pero sobre todo, las fotografías de graffiti denotan un interés por el carácter maravilloso del hallazgo fortuito y el mundo primitivo, dos temáticas reivindicadas por el grupo que lideraba Breton. 

En 1956, su película Tant qu'il aura des bêtes ganó el premio a la película más original en el Festival de Cannes y el 1978 ganó el Gran Premio Nacional de la Fotografía de París. 

Considerado por muchos como uno de los grandes fotógrafos del siglo XX, Gyula Halász murió el 8 de julio de 1984 en Eze, Alpes-Maritimes, al sur de Francia y fue enterrado en el cementerio de Montparnasse de París. 

En 2000, una exposición de 450 de sus obras fue organizada con la ayuda de su viuda, Gilberte, en el centro Georges Pompidou de París. 

Creación literaria 

Brassaï también escribió diecisiete libros y numerosos artículos, incluyendo la novela Histoire de Marie en 1948, que fue publicada con un prólogo de Henry Miller. Sin duda una de sus obras de mayor interés es Conversaciones con Picasso (1964), artista al que fotografió en innumerables ocasiones y con el que le unía una especial amistad y una sincera admiración mutua.  


 

En breve iré incorporando otros fotògrafos que también están considerados como, Los Maestros.

 

 

 

BUENOS AIRES - ARGENTINA / Copyright todos los derechos reservados / info@monettafotografia.com.ar / www.monettafotografia.com.ar

Diseño y Hosting > Sitio Express